Ventajas de los depósitos de agua contra incendios

Para incrementar la seguridad de cualquier empresa, los depósitos de agua contra incendios de entre 12.000 y 24.000 L son un requisito obligatorio para cualquier instalación o almacenamiento industrial y para los talleres de reparación de vehículos, según la normativa vigente en materia de prevención de incendios. Los establecimientos citados deberán tener un depósito de agua para sofocar posibles incendios.

El depósito de agua, imprescindible contra incendios

depositos de agua contra incendios

Cualquier edificio o instalación en el que vaya a confluir una cantidad importante de personas es muy importante que cuente con depósitos de agua contra incendios. Contar con uno de estos aljibes en caso de incendio va a permitir disponer de un suministro de agua con la presión suficiente para poder combatir el fuego.

La solución más habitual es la existencia de un depósito de agua, que se denomina depósito de reserva, asistido por un sistema de bombeo activado por motores que nos permitirá que el agua llegue al fuego en un breve espacio de tiempo.

Contar con un aljibe de unos 10.000 litros de agua de capacidad en caso de incendio puede bombear hasta 300 litros por minuto durante un plazo aproximado de media hora, tiempo suficiente para que hayamos avisado a los bomberos y que se hayan personado en el incendio. No obstante, debemos tener en cuenta otros factores, como pueden ser la carga de fuego que haya en la instalación o si hay algún depósito adicional que contenga un un material inflamable.

En Edasur contamos con una experiencia suficiente en el sector que nos ha hecho pensar en las necesidades del cliente, en su comodidad y en su seguridad. El respeto por el medioambiente también es una parte importante de nuestra filosofía. Estamos encantados de ofrecer depósitos de agua contra incendios de calidad a nuestros clientes, a los que atenderemos y aconsejaremos según sus necesidades.

¡Visita nuestra tienda online!

Sin comentarios

Añadir un comentario