Obligatoriedad depuradoras de oxidación total

Obligatoriedad depuradoras Las depuradoras de oxidación total se encargan de tratar el agua residual antes de que esta sea evacuada al medio natural. Son las más indicadas para pequeños núcleos habitados que estén alejados de otros más grandes, como, por ejemplo, granjas, urbanizaciones de tamaño reducido o casas que se encuentren aisladas en el campo.

Normativa que rige la instalación de depuradoras actualmente

En primer lugar, hay que citar la Directiva 91/271/CEE, la cual impone las medidas que todos los Estados miembros de la UE deben cumplir a la hora de tratar las aguas residuales antes de ser vertidas. En el derecho español, esta ley ha sido traspuesta mediante el Real Decreto Ley 11/1995, de 28 diciembre, que establece el conjunto de normas de aplicación al tratamiento de aguas urbanas, el Real Decreto 509/1996, de 15 de marzo, que desarrolla el anterior, y el Real Decreto 2116/1998 que modifica este último.

Para poblaciones inferiores a 250 habitantes, el sistema de depuración establecido por estas normativas será una fosa aséptica o un pozo de decantación. Para núcleos más grandes (entre los 250 y los 2000 habitantes), se ha de instalar un sistema de oxidación total.

El conjunto de normas anteriores también indica las distintas tecnologías con las que deben ser tratadas las aguas residuales. Esta clase de depuradora se incluiría dentro de las tecnologías para el tratamiento secundario. Su principal objetivo es la disminución drástica del nivel de materia orgánica existente en el agua. En un primer momento se produce una separación de los restos sólidos. Posteriormente, mediante un procedimiento de oxidación se separa el fango, el cual se queda en el fondo del depósito.


En Edasur somos especialistas en la venta de depuradoras de oxidación total. Si estás pensando en colocar una de ellas en tu propiedad, llámanos. Estaremos encantados de atenderte.


Sin comentarios

Añadir un comentario