¿Conoces la diferencia entre fosa séptica y pozo negro?

junio 26, 2018

Una fosa septica no es lo mismo que un pozo negro, aunque muchos crean que lo son. La primera, más elaborada, realiza un tratamiento específico para las aguas residuales mientras que el pozo es más una excavación simple. En este post te vamos a explicar las diferencias que existen entre ambos, ¡no te lo pierdas!

¿Qué es un fosa séptica?

Es un espacio de hormigón, fibra de vidrio o plástico con varios depósitos.

El primero de ellos es el receptor de las aguas negras que se generen en una casa. En ese depósito, los productos químicos hacen de las suyas y degradan o diluyen los elementos orgánicos que lleguen al lugar y les restan solidez.

Un segundo depósito sirve para almacenar los restos sólidos que aún quedan a la vez que el líquido es expulsado al exterior. Los restos sólidos quedan a la espera de una limpieza y extracción por parte de una empresa especializada en ello.

6 Ventajas principales de la fosa séptica

- Larga duración de la construcción.

- Si es construida y usada correctamente, no habrá ningún problema con malos olores o moscas.

- Bajo mantenimiento y servicio de limpieza con un coste moderado, dependiendo de la capacidad y el vaciado.

- El terreno destinado a la construcción de la fosa séptica no es grande. Puede adaptarse a diferentes tamaños.

- No necesita electricidad para operar.

- Es más segura para el hombre y el medio ambiente.

Mantenimiento de la fosa séptica

En cuanto a su mantenimiento, lo primero que se requiere es asegurarnos de su hermetismo. Posteriormente, hay que verificar que los niveles de lodos y de espuma estén en óptimo estado para que no haya problema con el funcionamiento. Respecto a los productos químicos, hay que utilizar los idóneos para este tipo de construcción y operación.

¿Qué es un pozo negro?

Por el contrario, un pozo negro, o pozo ciego, es un agujero hecho en la tierra donde van a parar las aguas residuales que se generan en un edificio o en una casa. Este método de recepción de aguas es menos higiénico que la fosa séptica puesto que se trata de una excavación en el terreno con forma de pozo.

Sus paredes están hechas de ladrillo, la parte líquida que llega al mismo se filtra en la tierra y la sólida se descompone por la acción bacteriana. Es posible que después de un tiempo haya que retirar lo que reste de parte sólida por la presencia de algunos organismos patógenos. La liberación de estos restos se hace por medio de un canal limpiafosas para ser enterrados en algún lugar o transportados a un vertedero.

Ahora veremos algunas de sus ventajas e inconvenientes

Por ejemplo, su instalación es más barata que la de la fosa séptica, pero la limpieza con una bomba puede provocar algunos problemas, como el colapso del contenedor.

En el tema ambiental, un pozo negro puede tener desventajas como el posible desbordamiento en el drenaje que puede hacer que se filtre hacia fuentes de agua.

Y, como se quiera ver, al estar la instalación en la tierra, los líquidos que filtra el pozo negro ya son contaminantes de por sí.

Diferencias clave entre la fosa y el pozo

- Las paredes del pozo son permeables, a diferencia de las de la fosa. Esto quiere decir que todo líquido que llega al pozo se permea a la tierra y la contamina.

En el caso de la fosa, sus paredes son impermeables y no hay ese riesgo.

- En el pozo negro no se realiza proceso alguno de tratamiento de aguas residuales. Todo es absorbido por la tierra. En la fosa sí se produce un tratamiento para eliminar primero los restos.

La fosa séptica es la mejor solución para las aguas residuales de una casa, tanto para el medio ambiente como para la higiene.

¿Y tú?, ¿sabes lo que necesitas para tu casa?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas ayuda o información.