¡Descubre los objetivos de los depósitos para agua potable!

Los depósitos de agua potable son la mejor alternativa en lugares donde puede interrumpirse el suministro o escasea. Hechos de materiales sintéticos y con diferentes formas, tamaños y capacidades, representan sin duda una solución ideal para que las instalaciones hidráulicas del hogar se complementen. Dependiente de la red de abastecimiento de agua, el depósito ejerce las veces de alternativa a cualquier problema y permite el acceso al líquido en cualquier momento.

Si el depósito de agua potable es enterrado, no hay problema, pero si se va a elegir uno exterior, ya sea sobre piso o en una zona más elevada, se debe considerar cuántas personas viven en el hogar para definir su capacidad, además del espacio que se tiene para su colocación.

Podemos tener una base: de una a dos personas en la casa, con una superficie total de 100 a 200 metros cuadrados, el depósito puede ser de 5.000 litros. De tres a cinco personas y una superficie total de 200 a 400 metros cuadrados el depósito podría ser de 10.000 litros

¿Cuáles son los objetivos de un depósito de agua potable?

Los objetivos son varios, como hemos comentado anteriormente, pero podemos resumirlos en los siguientes dos:

- Almacenamiento de agua para enfrentar la escasez

En este aspecto entran en juego las que nuestros depósitos tienen.

- Acceder fácilmente al agua

Sin interrupciones y solventando los problemas del corte de suministro.

Comprar depositos de agua potable para casa, Edasur

Ventajas de los depósitos de agua potable

Instalar un depósito de agua en la casa -sobre piso o en una mayor altura-, tiene algunas ventajas interesantes:

- Eficiencia

En muchas ciudades, el suministro de agua es interrumpido o cortado por escasez en el líquido. Los depósitos de agua potable son la mejor solución para almacenarlo y gracias a la tecnología derivada de su instalación y operación, son capaces de resistir el embate de agentes climáticos, como la lluvia, el viento o la nieve, entre otros.

El material con el que se fabrica tiene tanta calidad que no se producen fisuras. Además, tienen una vida útil muy larga y no requieren de mucho mantenimiento.

- Ahorro

Cada vez somos más conscientes de lo que implica la pérdida de agua y el mal uso que hacemos de ella al ser un recurso que escasea cada vez más. Una buena forma de poner en práctica esta necesidad es instalando depósitos de agua, utilizarlos con conciencia y tenerlos a nuestra disposición cuando sea necesario.

- Seguridad y limpieza sencilla

Como dijimos en la primera ventaja, el mantenimiento de un depósito de agua potable es sencillo y no requerirás invertir mucho para tenerlo en perfectas condiciones todo el año. En cuanto a seguridad, los depósitos se diseñan considerando evitar desperdicios, evitando filtraciones del exterior y manteniendo el agua en perfectas condiciones.

Para nosotros, la instalación de los depósitos de agua potable en una casa son clave en la actualidad. Por eso, desarrollamos productos que mantengan la relación calidad y precio siempre vigente y que cuente con unas condiciones de producción idóneas para preservar el agua en perfecto estado y poder ser utilizada en cualquier momento.

Visita nuestra web y mira nuestros modelos.

Sin comentarios

Añadir un comentario